Wagner reafirma urgencia de un consenso latinoamericano para un desarrollo integral

Lima, 17 sep. 2004. El Secretario General de la Comunidad Andina, Allan Wagner, reafirmó hoy, ante los viceministros y expertos de Desarrollo Social de los cinco países andinos, la urgencia de un nuevo consenso, propiamente latinoamericano, sobre cómo enfrentar el desarrollo de una manera integral.

Manifestó que los postulados del “Consenso de Washington”, que inspiraron la liberalización económica de la década del noventa, se han revelado como “insuficientes” para atender la doble agenda de inserción internacional y el desarrollo de los países andinos.

“El problema en la región no es el crecimiento -nuestras tasas de crecimiento son entre 3% y 4%–, sino la fragilidad de la institucionalidad democrática, la pobreza, la desigualdad”, puntualizó, lo cual plantea la necesidad de aplicar políticas activas en empleo, educación, salud, entre otras, para lograr la inclusión social.

Allan Wagner hizo estas afirmaciones al inaugurar, conjuntamente con el Viceministro de Desarrollo Social del Perú, Mario Ríos, la Reunión Subregional de Viceministros y Expertos de Desarrollo Social de la Comunidad Andina, convocada con el fin de efectuar la revisión final del Anteproyecto del Plan Integrado de Desarrollo Social (PIDS) de la CAN.

Al compartir sus experiencias en dos recientes reuniones -la VIII Conferencia Anual de la CAF y el Diálogo Interamericano realizado en Washington y el Seminario Internacional sobre Desarrollo, Equidad e Integración realizado en Medellín-, Wagner destacó la coincidencia que hubo en ambos certámenes respecto a “la necesidad de articular las políticas económicas con las políticas sociales para producir mejoras concretas en materia de pobreza y desigualdad”,

Indicó que estas dos experiencias y los consensos alcanzados en ellos permiten comprobar que la orientación seguida por los países andinos en la formulación del PIDS, durante dos años de intenso trabajo, es la correcta.

Explicó que el PIDS es una “una estrategia social comunitaria”, cuyo objetivo es encausar acciones de alcance subregional que enriquezcan y complementen las políticas nacionales de superación de la pobreza y la marginación social. Contiene un total de 19 propuestas de proyectos sobre salud, desarrollo rural, seguridad alimentaria, medioambiente, aspectos sociolaborales, educación y cultura.

La reunión cuenta con la participación de viceministros y expertos de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, así como de representantes de organismos de desarrollo y cooperación internacional, tales como Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Convenio Andrés Bello (CAB), Instituto Interamericano de Cooperación Agropecuaria (IICA), Organización Panamericana de la Salud (OPS), Organización Internacional del Trabajo (OIT), Agencia de Cooperación Internacional de España, entre otros.