Un gran acuerdo andino propuso el Secretario General de la CAN para afrontar unidos los retos del presente siglo

Lima, 24 jul 2008.- El Secretario General de la Comunidad Andina, Freddy Ehlers, propuso hoy, en el Día de Integración Andina, un gran acuerdo andino que incluya los nuevos temas que han aparecido en el escenario internacional en esta primera década del siglo XXI y que no se vislumbraban hace 12 años cuando se introdujeron las reformas al Acuerdo de Cartagena.

La propuesta la formuló hoy durante la sesión solemne realizada en el Convento de San Francisco por el Día de la Integración Andina, que conmemora el natalicio del Libertador Simón Bolívar. En el evento se congregaron altas autoridades del Gobierno peruano, Embajadores de los Países Miembros de la CAN y de los Países Asociados, organizaciones sociales, empresariales, académicas y culturales, organismos internacionales y del Sistema Andino de Integración, entre otros.

Freddy Ehlers manifestó que los desafíos que tiene que afrontar la Comunidad Andina en el siglo XXI son, entre otros, el desarrollo sostenible, la seguridad alimentaria, la participación de las mujeres, de los jóvenes, de los pueblos indígenas y afrodescendientes, la lucha contra la corrupción y las migraciones. “La dimensión de los retos que enfrentamos nos obliga a mirar hacia el futuro juntos” señaló.

De otro lado, el Secretario General expresó su confianza en que se llegará a un feliz término de las negociaciones para un Acuerdo de Asociación entre la Comunidad Andina y la Unión Europea y mostró su optimismo respecto al éxito de las gestiones realizadas en estos días en Estados Unidos para lograr la extensión del ATPDEA. Informó también que se tiene previsto profundizar los acercamientos con Chile, México y Panamá, así como ampliar y profundizar el diálogo político y la cooperación con China, Rusia y la India.

Al hacer el balance de los casi cuarenta años del proceso de integración andina, el Secretario General destacó el crecimiento que la región experimentó en estas cuatro décadas. Informó que mientras que la población se duplicó, al aumentar de 43 millones en 1970 a 96 millones en 2007, el comercio entre los países de la Comunidad Andina creció 78 veces, al pasar de 75 millones a más de 5 500 millones de dólares en ese período.

Destacó también que el comercio intracomunitario de manufacturas subió 131 veces en cuatro décadas. En 1970 se intercambiaban manufacturas escasamente por un total de 32 millones de dólares y en 2007 se llegaron a intercambiar por más de 4 mil millones de dólares. “Esto es sumamente importante si se tiene en cuenta que las manufacturas son altas generadoras de empleo”, subrayó.

Mencionó otros resultados importantes de los países andinos. Así, las reservas internacionales netas aumentaron 101 veces (pasaron de 567 millones de dólares en 1970 a 57 467 en 2007), la inversión extranjera directa, casi 94 veces (de 142 a 14 343 millones de dólares al año), y el producto interno bruto, casi 21 veces (de 16 098 a 338 052 millones de dólares).

Ehlers subrayó que, a pesar de todos estos avances, la inequidad y las diferencias entre los sectores de mayores y menores ingresos siguen siendo el gran problema de la subregión. Refirió que el crecimiento demográfico ha significado que existan hoy 20 millones más de pobres que en 1980, y que la brecha entre los salarios del 10% más rico y del 10% más pobre de la población andina casi se duplicó en ese mismo periodo.

Enfatizó que las nuevas amenazas como el cambio climático y el alza de los precios de los alimentos afectan particularmente a los sectores más vulnerables, por lo que es necesario concertar visiones de largo plazo que generen un gran acuerdo a fin de afrontar el persistente problema de la inequidad a la par de los nuevos desafíos del siglo XXI.