Trabajadores andinos reforzarán su presencia en proceso de integración con apoyo de la OIT

Lima, 13 Julio. El Consejo Consultivo Laboral Andino (CCLA) y la Oficina Internacional del Trabajo (OIT) decidieron unir esfuerzos para promover la participación de los trabajadores de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela en el proceso de integración y, en particular, en “el diseño de una Agenda Social que garantice los derechos laborales fundamentales y mejores condiciones de vida y de trabajo”

Con ese propósito, ambas instituciones suscribieron anoche una Carta de Entendimiento en la sede de la OIT en Lima, en el marco de la III Reunión Ordinaria del Consejo Consultivo Laboral Andino que se desarrolla desde ayer con la participación de delegados de los cinco países miembros de la Comunidad Andina (CAN)

El documento fue firmado por Rodrigo Penso Crazut, presidente del CCLA y Daniel Martínez, director del Equipo Técnico Multidisciplinario para los Países Andinos de la OIT. En representación de la Secretaría General de la CAN suscribió el documento, como testigo, José Antonio García Belaunde.

El CCLA es una institución consultiva de la CAN, que agrupa a los representantes de las organizaciones sindicales más representativas de los países andinos, en tanto que la Oficina Internacional de Trabajo es la secretaría del organismo especializado de las Naciones Unidas que tiene como función fomentar la justicia social y los derechos humanos y laborales internacionalmente reconocidos.

El objetivo del convenio es unir esfuerzos institucionales con el fin de “impulsar acciones a favor del Consejo Consultivo Laboral Andino que le permita desarrollar la capacidad propositiva del movimiento sindical subregional y promover la vigencia de los derechos laborales fundamentales de los trabajadores, en un contexto de Diálogo Social con los Empresarios y Gobiernos”

Según se precisa en el documento, “las partes cooperarán recíprocamente a través de la construcción conjunta de planes de acción, en aquellos asuntos que sean de interés común dentro de sus esferas de competencia y de sus respectivos programas de actividades referidos a la temática socio-laboral”.

La Carta de entendimiento entró en vigencia desde el momento en que fue suscrito, por un plazo indefinido.