Presidente electo Toledo plantea una reingeniería de la integración andina

Lima, 24 de Julio. El Presidente electo de Perú, Alejandro Toledo, expresó hoy su decisión de asumir un liderazgo compartido con los otros mandatarios y las autoridades de la Comunidad Andina (CAN) para emprender juntos la reingeniería del concepto de la integración, con el fin de enfrentar los retos que plantea la globalización.

En el marco de una reunión celebrada en la sede de la Secretaría General de la CAN, el presidente electo sostuvo que “la integración es política” y advirtió que su gobierno no permitiría que “cualquier delincuente pretenda meter una cuña para dividir a los países andinos” y, en tal sentido, dijo que “tenemos una mano tendida a los incidentes transitorios con Venezuela”.

Toledo, quien estuvo acompañado por su esposa Eliane Karp y el vicepresidente electo, Raúl Diez Canseco, fue recibido por el Secretario General de la Comunidad Andina, en el marco de una reunión que contó con la presencia de autoridades del gobierno peruano, jefes de misiones diplomáticas, representes de los organismos internacionales y del Sistema Andino de Integración.

Durante su intervención, Toledo manifestó que en los 32 años de la integración andina se ha construido una unidad de naciones a través de “pequeños pero significativos esfuerzos y se han superado difíciles coyunturas”, pero aún es insuficiente, por lo cual “debemos evaluar la necesidad de un nuevo ajuste al esquema institucional a fin de hacerlo más eficaz y con visión de futuro”.

La reingeniería de la integración se fundamenta en tres razones: “el fortalecimiento de la institucionalidad comunitaria, la adecuación de nuestras economías a los desafíos de la globalización y la lucha frontal contra la pobreza”.

Sobre el primer punto, consideró impostergable la redefinición de las atribuciones de los más importantes órganos de la Comunidad Andina para erradicar las disfuncionalidades que han impedido alcanzar mayor avance en áreas específicas

En relación con el segundo aspecto, sostuvo que “la CAN debe adecuarse a los requisitos del nuevo contexto internacional, a través de una plataforma de acciones basadas en el criterio de la competitividad en consonancia con el principio de regionalismo abierto”.

Respecto al tercer punto, expresó que “la razón de la existencia de la Comunidad Andina debe ser la persona y tener como objetivo final una lucha frontal contra la pobreza”. “El interés principal de mi gobierno será lograr un progresivo pero decidido fortalecimiento de las políticas comunitarias dirigidas a ese objetivo”, recalcó.

Toledo anunció que su gobierno desarrollará una política exterior nueva, dinámica y moderna y buscará la colaboración y experiencia de peruanos prominentes. “Necesitamos comenzar a construir la integración desde la Comunidad Andina, mirando al Mercosur sí y el ALCA sí, pero trabajando la integración de abajo hacia arriba.”, recalcó.

Por su parte, el Secretario General de la Comunidad Andina, Sebastián Alegrett , sostuvo que la presencia del Presidente electo reitera una política de Estado del Perú, que ha vuelto a asumir a la integración como un eje fundamental de su política exterior y está permitiendo recuperar el tiempo perdido.

Destacó que la integración andina es “nuestra mejor y tal vez única opción para intentar una aproximación más ordenada y positiva de los países a la globalización”.

Alegrett resaltó los avances en el proceso integracionista, tales como las medidas sobre circulación de personas, desarrollo fronterizo y el nuevo diseño del arancel externo común, y exhortó a dar una mayor participación a la sociedad civil, fortalecer los derechos humanos y consolidar la democracia.