Ministros andinos adelantaron nuevo Arancel Externo Común para octubre

Lima, 18 jun 2002. Los cancilleres y ministros de Comercio Exterior de la Comunidad Andina aprobaron un cronograma de actividades y dieron pasos sustantivos para adelantar la definición del nuevo Arancel Externo Común a mediados de octubre de este año, con miras a fortalecer el proceso de integración y las negociaciones con terceros países.

Así lo señaló el canciller interino de Bolivia y presidente del Consejo Ampliado de Ministros de Relaciones Exteriores y de Comercio Exterior, Alberto Zelada, al informar de los resultados de la reunión que concluyó hoy en la sede de la CAN, en Lima.

Por su parte, el ministro de Comercio Exterior de Bolivia y presidente de la Comisión, Claudio Mansilla dijo que “ a partir de hoy contamos con elementos claros de negociación del Arancel Externo Común” al lograr avances en criterios para definiciones en la parte normativa, así como en la estructura arancelaria, sobre la base de lo acordado en la cumbre presidencial de Santa Cruz de la Sierra, celebrada en enero de este año.

En la cumbre de Santa Cruz, los jefes de Estado andinos establecieron que el nuevo AEC tendrá una estructura de cuatro niveles: cero, cinco, diez y veinte por ciento. Bolivia está autorizada a no aplicar este último nivel.

Los cancilleres y ministros de Comercio acordaron hoy que el plazo para la definición de la estructura del AEC, es decir qué productos serán incluidos en cada nivel, tomará como referencia el 15 de octubre del 2002, fecha en que la CAN presentará los aranceles base para las negociaciones del acceso en el Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

Para lograr ese objetivo, se estableció que los países presentarán, a más tardar el 28 de junio, las listas completas de productos con sus respectivas propuestas de niveles arancelarios, incluyendo criterios de flexibilidad. Para ello, los miembros de la CAN adelantarán consultas internas en la semana del 1 al 5 de julio.

El grupo técnico negociador se reunirá del 8 al 12 de julio para concertar aproximaciones en las listas de productos, las cuales serán examinadas por los Ministros de Comercio en un nuevo encuentro que se realizará del 18 al 19 de julio en Santa Cruz de la Sierra.

Con respecto a la normativa básica vinculada al AEC, se instruyó a la Secretaría General de la CAN que presente al grupo negociador una serie de análisis técnicos sobre diferimientos arancelarios, bienes no-producidos en la subregión y preferencias comerciales con terceros países.

Dichos estudios permitirán evaluar el impacto en la unión aduanera de la utilización de esos mecanismos, así como formular propuestas para efectuar correcciones en casos de distorsión.

La Secretaría General deberá presentar, también en la reunión del Grupo Negociador, del 8 al 12 de julio, una propuesta para el tratamiento de los Regímenes Aduaneros Especiales en la CAN, con base en las modalidades que se utilizan en la Unión Europea y en otros modelos de integración.

En relación con el Sistema Andino de Franjas de Precios, Mansilla informó que se encargaron estudios técnicos y jurídicos para analizar la reducción del ámbito actual de aplicación del SAFP y la metodología de cálculo, así como sus implicaciones en los acuerdos de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Según Zelada, se tratará de establecer “un régimen sano de estabilización de los precios agropecuarios para enfrentar las oscilaciones que pueden ocasionar perjuicios a los productores”.

Durante la reunión, el representante especial alterno del Presidente de la República Federativa de Brasil, embajador Carlos Alberto Simas Magalhaes, trasmitió el interés de su país en lograr “avances significativos” en la negociación del acuerdo de libre comercio entre Mercosur y la CAN, a partir del segundo semestre de este año, y en profundizar las relaciones de diálogo y cooperación entre ambos bloques hacia la construcción del espacio sudamericano

Por su parte, Zelada destacó la importancia de la reunión sostenida ayer entre los cancilleres y los Ministros de Defensa de los países andinos por considerar que “abre una nueva perspectiva de cooperación en materia de seguridad y defensa”.

Observó que esta reunión, sin precedentes en los 33 años de existencia del proceso andino de integración, “hubiera sido impensable hace 15 años atrás” y abogó por la continuación del diálogo sobre este tema, “de manera dinámica y creativa”, para lograr una zona andina de paz y fortalecer la Política Exterior Común.

Los cancilleres y ministros de Defensa aprobaron ayer la Carta Andina para la Paz y la Seguridad que establece los principios y compromisos para la formulación de una política comunitaria de seguridad en la subregión, la instauración de una zona de paz, las acciones regionales en la lucha contra el terrorismo y la limitación de los gastos de la defensa externa, el control de las armas convencionales y la transparencia.

La Carta Andina contempla también una serie de compromisos para propiciar que América Latina sea declarada una zona libre de misiles-aire más allá del alcance visual y de misiles estratégicos de mediano y largo alcance.

Otras disposiciones de la Carta se refieren a consolidar la proscripción de las armas nucleares, químicas y biológicas; erradicar el tráfico ilícito de armas de fuego, municiones, explosivos y otros materiales relacionados, así como las minas antipersonal; ampliar y reforzar las medidas de fomento de la confianza y establecer mecanismos de seguimiento y verificación para profundizar el diálogo y la concertación en estos ámbitos.