Expertos de la CAN intercambian experiencias en control de precursores químicos de impacto ambiental

Lima, 16 febrero 2010. La necesidad de incorporar al sector académico, específicamente la Universidad, en la investigación de los posibles usos lícitos de las sustancias químicas desviadas a la producción de drogas y que son incautadas por el Estado coincidieron en destacar los expertos de organismos nacionales de drogas de los países de la Comunidad Andina.

Dichos organismos, entre los que encuentran CONALTID de Bolivia, DNE de Colombia, CONSEP de Ecuador y DEVIDA de Perú, celebraron ayer en Lima en la sede de la Secretaría General de la CAN el “Encuentro de intercambio de experiencias a nivel andino en control y fiscalización en el uso de precursores de impacto ambiental en la eliminación de desechos relacionados a las drogas sintéticas”.

El encuentro se realizó en el marco del Proyecto de Cooperación CAN-UE “Apoyo a la Comunidad Andina en el Área de Drogas” (DROSICAN) financiado por la Comisión Europea, que se inició en abril de 2009 con la convocatoria pública para conocer las experiencias que tuvieran relación con el tema.

Los 21 expertos que asistieron a la reunión subrayaron que la destrucción de las sustancias químicas encontradas en laboratorios clandestinos debe responder al uso obligatorio de “protocolos” que apunten a mitigar el daño ambiental que puedan causar.

Asimismo, como una medida de prevención frente a la eventualidad del inicio de producción de drogas de síntesis en los países andinos, plantearon la necesidad de solicitar a los países y grupos de países cooperantes, bajo el principio de la responsabilidad compartida, cooperación al más alto nivel técnico-científico para el entrenamiento de expertos de los países andinos en la ubicación y desmantelamiento de laboratorios de drogas sintéticas y sus precursores.

El Encuentro tuvo como objetivo el intercambio de experiencias sobre los mecanismos y procedimientos para control y fiscalización de uso de precursores químicos, así como en el análisis del impacto ambiental en la eliminación de desechos relacionados a las drogas ilegales y en particular de las sintéticas.

El citado evento forma parte de un proceso iniciado por DROSICAN en el mes de abril de 2009, con la convocatoria pública para conocer las experiencias que tuvieran relación con el tema.