Empresarios y trabajadores de la CAN plantean adopción inmediata del AEC

Lima, 11 oct. 2002. Los empresarios y trabajadores de los cinco países de la Comunidad Andina (CAN) se pronunciaron a favor de que se adopte en forma inmediata un Arancel Externo Común (AEC) y otras medidas vinculadas con los regímenes especiales y de defensa comercial.

“La adopción del AEC es necesaria para la conformación del Mercado Común Andino, a más tardar en el año 2005”, subrayaron en una Declaración Conjunta suscrita al término de la IV reunión de los Consejos Consultivos Empresarial y Laboral Andinos, celebrada en la ciudad de Cartagena de Indias, Colombia, los días 7 y 8 de octubre.

“La construcción del Mercado Común Andino exige garantizar la plena vigencia de sus cuatro libertades fundamentales, es decir, la libre circulación de bienes, servicios y capitales, así como el libre tránsito de personas”, recalcaron.

Los Consejos Consultivos, que agrupan a los principales gremios de trabajadores y empresarios de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, expresaron también su “respaldo al esquema de negociaciones comunitario frente a terceros países y bloques de integración” señalando que éste “brinda mayor capacidad de negociación” y “ofrece incontrastables ventajas respecto de los tradicionales mecanismos individuales de negociación”.

Consideraron también imprescindible “impulsar la profundización de las relaciones políticas, económicas y sociales con la Unión Europea, en el marco de los procesos de integración existentes”.

Por otro lado, con miras a lograr una mayor participación de la sociedad civil, consideraron importante que los congresos nacionales ratifiquen el Protocolo Modificatorio del Convenio Simón Rodríguez, “para favorecer la concertación efectiva, tripartita y paritaria de los temas prioritarios para el fortalecimiento de la dimensión sociolaboral del Mercado Común Andino, entre los empresarios, trabajadores y Ministros de Trabajo de la Comunidad Andina”.

La IV reunión de los Consejos Consultivos Empresarial y Laboral Andinos contó con el auspicio de la Secretaría General de la CAN y del Consejo Económico y Social de España (CES).