Andinos y Estados Unidos analizaron posiciones ante el ALCA y la OMC

Lima, 5 oct. 1999. Los viceministros andinos de Comercio Exterior y el representante comercial adjunto de Estados Unidos, Richard Fisher, analizaron las coincidencias y divergencias que tienen en los temas claves de las reuniones ministeriales del Area de Libre Comercio de las Américas(ALCA) y de la Organización Mundial del Comercio (OMC), previstas para noviembre de este año.

El anuncio lo efectuó el ministro de Industria de Perú, César Luna Victoria, al informar en su carácter de presidente de la Comisión de la Comunidad Andina (CAN) de los resultados de la reunión culminada hoy en la sede de la Secretaría General del organismo, en Lima.

Luna Victoria señaló que los países andinos darán instrucciones a los negociadores para que, en un plazo de 18 meses, al efectuarse la VI Reunión Ministerial del ALCA, en Buenos Aires, esté listo un proyecto de convenio sobre el libre comercio hemisférico.

Este proyecto deberá recoger, de manera explícita, los consensos y discensos a los que arribaron los 34 países que participan en el ALCA, con el propósito de ir limando las diferencias hasta la conclusión de las negociaciones en el año 2005.

El ministro ratificó también el interés de la CAN en obtener la prórroga de la Ley de Preferencias Arancelarias Andinas (ATPA), que vence en diciembre del 2001, su ampliación a textiles, confecciones y calzado y la extensión de sus beneficios a Venezuela.

De la reunión con Fisher y con las autoridades estadounidenses se desprende que el gobierno federal de ese país “ve con simpatía la posibilidad de tratar el tema en el año 2000 e incluir a Venezuela”, si bien la decisión final está en manos del Congreso, aclaró Luna Victoria.

“Estados Unidos se mantiene escéptico respecto de la posibilidad de ampliar la cobertura de los productos” – señaló- por lo cual los países andinos “estamos tratando de cambiar la estrategia para lograr este objetivo como parte de la liberalización del comercio hemisférico”.

La ATPA, aprobada por el Congreso estadounidense en diciembre de 1991, beneficia con reducciones arancelarias a la mayoría de las exportaciones de Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú al mercado de EE.UU., en apoyo a la lucha contra las drogas que libran los países andinos.

Consultadas fuentes de la CAN sobre cuáles eran las coincidencias y divergencias de los andinos y Estados Unidos frente a las reuniones ministeriales del ALCA y la OMC, señalaron que Fisher estuvo de acuerdo en mantener el trato diferencial a los países, dependiendo del tamaño de sus economías, pero advirtió que la manera en que se instrumentaría dependerá de las negociaciones.

Hubo diferencias respecto de los temas laborales y ambientales que Estados Unidos desea incluir en las negociaciones del ALCA y la OMC, en tanto que los andinos, si bien reconocen la importancia de estos aspectos, consideran que deben ser tratados en los foros específicos como la Organización Internacional del Trabajo y las convenciones sobre medio ambiente.

Descargar las fotografías en alta resolución en Flickr