Andinos adoptan acuerdos destinados a consolidar dimensión social de la integración

Lima, 3 mayo 2004. En su primera reunión de trabajo celebrada en Lima, los responsables de las políticas de desarrollo social de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela adoptaron una serie de acuerdos destinados a consolidar la dimensión social del proceso andino de integración.

Entre los acuerdos adoptados -durante la reunión celebrada el fin de semana bajo la presidencia de la Ministra de la Mujer y Desarrollo Social del Perú, Ana María Romero-, destaca la de proponer al Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores la creación del Consejo Andino de Ministros de Desarrollo Social, como órgano consultivo del Sistema Andino de Integración.

Al destacar la importancia de éste y otros acuerdos, el Secretario General de la Comunidad Andina, Allan Wagner Tizón, sostuvo que dicha decisión “marca un punto de inflexión en la agenda de integración andina, porque consolida la dimensión social de la integración a través del Plan Integrado de Desarrollo Social (PIDs)”, que viene siendo trabajado por los países y será sometido para la aprobación de los Presidentes en julio próximo.

Consideró particularmente importante la decisión de crear un órgano encargado de velar por el cumplimiento de ese plan y de toda la agenda de desarrollo social: “Es un órgano que nunca ha existido en la historia de la integración andina, que permitirá tener a los ministros del sector de los cinco países trabajando de manera permanente, para buscar que las políticas de integración contribuyan al objetivo de desarrollo social”, subrayó.

Los acuerdos adoptados han sido recogidos en la Declaración Andina sobre Desarrollo Social, suscrita el 1 de mayo, en Santa Clara. Conforme a dicha Declaración se ha acordado poner en ejecución, a partir de su aprobación por el Consejo Presidencial andino, los programas, proyectos y actividades contempladas en el Plan Integrado de Desarrollo Social (PIDS) y promover un programa específico de Diplomacia Social dirigido a potenciar la acción conjunta de los países andinos en foros internacionales de desarrollo social.

Asimismo, la Declaración establece “desarrollar una estrategia comunitaria andina para la gestión de los recursos de cooperación internacional técnica y financiera para poner en ejecución el PIDS” y “ejecutar un programa eficaz de cooperación horizontal sobre políticas sociales entre los países de la CAN”.