Información de esta ruta






 
Gastronomía Tachirense: La Navidad es época de tradición en el mundo de Venezuela y especialmente en el Estado Táchira, donde las exquisiteces gastronómicas es punto resaltante en esta fecha, tradición que viene desde las cocinas de los más remotos pueblos de la región. La cocina tachirense en Navidad era y sigue aún siendo el desayuno de aguinaldos, muy esperado, sobre todo en la última misa de aguinaldo, con las hallacas de Navidad, los chorizos, panes, y la infaltable pizca, algunas veces perniles de pavos horneados, servidos en rodajas. Todo acompañado de chocolate o café con leche y dulce de lechosa. Este desayuno es para celebrar la víspera de Navidad. Entre otros platos se tienen:

Cena de Navidad: Ensalada de gallina, pavo relleno, pernil de cochino, pan de jamón, torta de chocolate con brandy, dulce de lechosa, ponche crema, buñuelos de yuca,

Menú de la Parada de Niño: Mistela de frutas, biscochuelos, y calenta´o.

Menú de Año Nuevo: Sopa de lentejas, sancocho y hervido de gallina.

 
Reseña

Los tachirenses tradicionalmente han sido preocupados por las manifestaciones culturales, siendo el Táchira uno de los Estados más atractivos de Venezuela por conservar el aspecto cultural como una característica única dentro de nuestra geografía. La Religión Católica, es el punto fundamental de la cultura, ya que todas las tradiciones giran alrededor, donde se han levantado una sólida defensa por la cultura del pueblo. En la historia y costumbres del Estado Táchira encontramos manifestaciones artesanales, gastronómicas, musícales, leyendas, bailes típicos, personajes y otros que nos relatan y dan a conocer los modos de vivir de nuestros antepasados.

Diciembre en el Táchira es tiempo de golondrinas surcando los cielos, de probar en brindis los mejores ponches salidos del viejo recetario, de rezar la novena al niño desde el dieciséis hasta el veinticinco, y de asistir en esas fechas a las nueve misas de aguinaldo, madrugadora fiesta de esta tierra. Quizás de todas las tradiciones la más popular, la mas adentrada en la memoria del pueblo, envuelta en lo jirones del tiempo, sea la del “Año Viejo” y el “Toro Candela”, lo dos consolidan su trapuda presencia en la ropa vieja recolectada de casa en casa.

Finaliza diciembre, mes de lucir en las mesas la sazón añeja y cuidadosa, que reúne a la familia en la liturgia gastronómica de hacer hallacas. Mes de brindis, buenos deseos y mejores saludos, mes donde los tachirenses estrenan el sol nuevo de verano recién llegado entre ligeras lluvias despidiendo el invierno y verdes recién nacidos como el niño Dios.

La más importante fiesta popular tachirense, es sin duda alguna, la de la navidad, distintas manifestaciones, desde aquella que tiene como centro el hogar, hasta la más callejeras y tumultuosas, encuentran cabida en ella. Los festejos pueden considerarse en dos grupos, aquellos que se realizan antes del 24 y los que realizan después. Entre ellas:

Misas de Aguinaldos: Empieza el ciclo de la navidad tachirense, con la celebración de las misas de aguinaldo, el día 16 los sacerdotes de cada parroquia organizan cada una de estas misas, dejándolas a cargo de un gremio de artesanos u obreros, o también de una aldea vecina al pueblo, entre las actividades tradicionales que giran a su alrededor tienen morteros y demás fuegos de pirotecnia día y noche, caravanas acompañadas de comparsas, banda con música y pólvora, disfraces destacándose que en Palmira hay mucho entusiasmo durante esos días, con hombres vestidos con trajes estrafalarios.

Músicos Populares: Concluido el paseo por las calles, la animación renace por la noche en la plaza del pueblo con retretas músicos populares, juegos como el Toro Candela y las Bolas de Fuego.

En todo el Táchira se compiten en animación y la fe católica en lo días de navidad, para que los festejos de cada uno de sus pueblos sean los mejores, y de este modo la Navidad tachirense puede colocarse entre las más destacada del país.

Cantos de Aguinaldos: En los días que preceden a la navidad se realizan todavía en el presente unas reuniones nocturnas, en las que se celebran previamente la venida del Mesías, con cantos, recitaciones y bebidas. En pregonero y La Fundación, llaman a estas reuniones aguinaldos, juntan el canto de romance y villancicos en el páramo El Zumbador desde el 16 al 24, vienen los cantores de aguinaldos a cantarle al niño, cuatro hombres las copas y lo demás entonan el contexto. Comienzan cantando fuera de la casa, que se encuentran con las puertas cerradas y los dueños lo abren, pasan adelante y les brindan “calenta´o, mistela” o cualquier otra bebida, cada noche cantan en una casa diferente.

El cantarle al niño es una concesión campesina, también un sustituto de las misas de aguinaldos en los lugares más apartados.

El Pesebre: Es el núcleo material y espiritual de las costumbres de este tipo, no hay casa tachirense que no tenga su pesebre en los día de Navidad, humilde la mayoría, ricos y llenos de dulces los de las casas pudientes, cada pesebre en el símbolo de la fe de estas gentes y su homenaje al Salvador.

Robo y búsqueda del Niño: Es una costumbre que consiste en que algunas personas se roben el niño que estaba en el pesebre, al devolverlo después de varios días, lo traen en procesión y le hacen fiesta en casa del dueño, le cantan romances y cantos religiosos.

Teatro Popular: Representación de los Reyes Mágicos: Capacho independencia es el encargado de mantener en el Táchira la antigua tradición del teatro popular, donde cada seis de enero se realiza una gran dramatización del paseo de los Reyes Magos.

La acción que se efectúa principalmente en el escenario levantado frente al atrio de la iglesia, pero en realidad es escenario todo el Pueblo de Capacho, porque sus actores andan de un lado al otro todo el día. Entre los personajes que se representan están Herodes, los Reyes, Inocentes, Pesebre Viviente. La Guardia, Esclavos Cingo, entre otros.

Esta representación es una de las manifestaciones que atraen gran movilización de personas de los pueblos aledaños a disfrutar de tan hermoso espectáculo.

Parada de Niño: Tiene en el Táchira un carácter, profundamente religioso al pasar noche buena, ya el 25 de diciembre puede hacerse la Parada del Niño. Antiguamente se hacía solo a partir del 31 de enero, porque el campesino consideraba que ya era un lapso suficiente como para que el niño caminara, esta idea se ha desvanecido, y hoy paran el niño después de la Noche Buena, hasta el 6 de enero o la Fiesta de la Candelaria (2 de febrero que es la fiesta en que se quita el pesebre y concluye el ciclo de la navidad. Esta navidad se celebra en diversos lugares tachirenses, son velorios en los que se comienzan con música y cantos, se saca el niño del pesebre, se le hace una procesión y se le adora después, añadiendo el detalle de las ofrendas.

Procesión de Posadas: Esta representación consiste en recordar la peregrinación de San José y La Virgen, desde el pueblo de Nazaret hasta Belén, se recuerda en ella por medio de cantos los sufrimientos que pasaron pidiendo albergue.

Estas celebraciones se festejan con gran entusiasmo en pueblos del Táchira, en San Simón, Queniquea, Pregonero entre otros, donde un coro de niños, los monaguillos y el sacerdote presidiendo la procesión se dirigen a varias casas, simulando la ceremonia con las imágenes de San José y La Virgen terminando la misma en la Iglesia con nuevos cantos y rezos.

El folklore musical utiliza exclusivamente instrumentos cordófonos para la melodía y la armonía acompañados por las maracas y la charrasca.

La Quema del Año Viejo: En algunos pueblos acostumbran a hacer un muñeco grande casi del tamaño de un hombre y quemarlo la noche del 31 de diciembre, a esto le llaman la quema del Año Viejo, esta costumbre proviene de Europa donde se haya difundida con iguales o parecidas circunstancias. En el Táchira en diversos pueblos se realiza esta actividad, la cual consiste en un muñeco de trapo hecho con ropa vieja recolectada de casa en casa, con un corazón de pólvora y trapo mojados en kerosén. La quema se efectúa un poco antes de la medianoche, en la cual se intenta personificar a un viejo o a una persona que no simpatiza en la comunidad.

Villancicos y Cantos de Navidad: La mayor parte de los cantos recogidos que se vinculan con festejos religiosos, son los de Navidad, esta importante festividad la celebra el pueblo entonando villancicos, romances y otros cantos, según lo que se está celebrando. Las personas de mayor edad en el Táchira los designan con los nombres de “Cantos de Noche Buena” o “Cantos de Navidad”.


Rutas
  Ciudades Coloniales
  Rutas Arqueológicas
  Parques Nacionales
  Cumbres Andinas
  Sol y Playa
  ¡Lo Máximo!
Expresiones Culturales
  Museos
Países
  Bolivia
  Colombia
  Ecuador
  Perú
  Venezuela
Noticias
Calendario Turístico Andino
CAATUR
Novedades


Búsqueda


Arriba


<-- Regresar al Inicio de las Rutas Virtuales
--> Rutas | Países | Promociones | Calendario Turístico Andino | Noticias | C.A.A.T.U.R. | Novedades
Este sitio ha sido desarrollado con la Cooperación Externa de la Xunta de Galicia
Derechos Reservados © Copyright Comunidad Andina 2002