RUTAS ARQUEOLÓGICAS    
Información de esta ruta











Otros lugares de Interés
   
  Chinchero
A 28 km. de Cusco el pueblo está rodeado por un magnífico paisaje flanqueado por los nevados de Chicón y el Wequey Willca conocido comúnmente como Puma Silla o Verónica. En su plaza principal, que se caracteriza por estar al pie de una muralla incaica con 10 hornacinas trapezoidales y estar rodeada por arcos virreinales, se realiza cada domingo el típico mercado a donde acuden las comunidades aledañas para ofrecer sus productos con la modalidad de trueque o intercambio. La iglesia posee bellos lienzos de la Escuela Cusqueña y conserva imágenes de santos de la época colonial.

  Moray
A pocos metros del pueblo de Maras, la zona arqueológica de Moray muestra un admirable sistema de andenerías en donde enormes terrazas se superponen concéntricamente como una especie de anfiteatro. En conjunto alcanzan una profundidad de 150 m., presentando muros de contención que conectados por un gran sistema de irrigación.
Corresponden los andenes circulares a la época inca y constituyeron un gran laboratorio agrícola en el cual se obtuvieron varios microclimas en base a los diversos niveles de altura sobre el nivel del mar, que fueron aprovechados para experimentar y mejorar los cultivos.
 
* Fotos: PromPerú
Valle Sagrado de los Incas
El área comprendida principalmente entre los pueblos de Pisac y Ollantaytambo, al noroeste de Cusco, ha sido denominada como “El Valle Sagrado de los Incas”, irrigado por el río Vilcanota que luego cambia al nombre y se denomina Urubamba. Desde épocas prehispánicas se convirtió en el lugar apropiado para la fundación de los pueblos, siendo los Incas quienes aprovecharon mejor la belleza y bondad de esta tierra al establecerse a lo largo de ambas márgenes del río edificando en piedra centros urbanos, palacios, fortalezas, templos, centros religiosos, santuarios y lugares de trascendencia ritual propios de la mística andina.

Vías de acceso
El Valle Sagrado de los Incas es uno de los mayores atractivos turísticos de la región andina por su impresionante paisaje, sus imponentes nevados, su agradable clima, sus fértiles tierras con abundante agua, sus megalítica evidencias culturales y porque brinda diversas posibilidades para la práctica del turismo de aventura. Se accede desde la ciudad del Cusco a través de carretera o por vía férrea.

Atractivos turísticos
Pisaq
Típico pueblo andino a 32 km. al sureste de Cusco en cuya plaza pricipal se realiza los jueves y domingos la feria artesanal. En su antigua iglesia se celebra, cada domingo, la misa en quechua con la asistencia de los alcaldes de los distritos aledaños quienes visten típicamente y portan la “vara” o cetro de mando por lo cual se les llama “Varayocs”.
A muy pocos kilómetros del pueblo y sobre una montaña, se encuentra el Parque Arqueológico de Pisac, conformado por numerosas plazas y barrios, entre los cuales destaca un recinto o templo en donde se halla un calendario solar o “Intiwatana”. Las construcciones incaicas de Pisac son admirables por sus estructuras en piedra pulida, perfectamente ensambladas; están rodeadas por atalayas o puntos de observación y defensa, así como por gran cantidad de andenerías.

Urubamba
A 78 km. al noreste de Cusco, vía Pisaq y 57 km. vía Chinchero. Está ubicada en el corazón del Valle Sagrado de los Incas. Posee saludable clima, extraordinarios paisajes destacando el Chicón y las pintorescas campiñas. Fue uno de los principales centros agrícolas del Imperio Inca.
Las condiciones de clima son tan favorables que en el siglo XVIII, el conocido naturalista Antonio León de Pinelo, sostuvo que este lugar fue el paraíso bíblico. En temporada de lluvias abundan aquí diversas frutas propias del valle. Urubamba brinda diferentes alternativas para la práctica del turismo de aventura: caminatas, canotaje, ciclismo de alta montaña, y recorridos a caballo.

Ollantaytambo
A 90 km. al noroeste de Cusco, la zona arqueológica es otra obra monumental de la arquitectura incaica. Ha sido construida sobre dos montañas en un lugar muy estratégico que domina todo el valle. Constituyó un complejo militar, religioso, administrativo y agrícola.
En la cumbre de este complejo impresiona una construcción que pudo haber sido una fortaleza o quizás un templo solar caracterizado por siete monolitos descomunales en pórfido rojo y grabados con misteriosos motivos. Estos bloques están unidos con una increíble precisión.
Según la leyenda, esta fortaleza perteneció a un gran señor que se enamoró de la princesa Cusi Coillor, hija del Inca Pachacútec, quien no estaba de acuerdo con dicha unión.


Rutas
  Ciudades Coloniales
Rutas Arqueológicas
  Parques Nacionales
  Cumbres Andinas
  Sol y Playa
  ¡Lo Máximo!
  Expresiones Culturales
  Museos
Países
  Bolivia
  Colombia
  Ecuador
  Perú

Arriba