Acciones prioritarias para el Mercado Común
El presente documento fue elaborado por los consultores Rodrigo Arcaya y Gladys Genua para la Secretaría General de la Comunidad Andina.
Junio 2003

El 30 de enero de 2002, los Presidentes de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela en ocasión de celebrarse la Reunión Extraordinaria del Consejo Presidencial Andino en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, reafirmaron su compromiso de establecer un Mercado Común en la Subregión como un paso adelante en el proceso de integración andino.

A tal fin asumieron una serie de compromisos que permitirían consolidar la zona de libre comercio, la unión aduanera y la definición de políticas comunes en el área agrícola, macroeconómica y de relaciones externas que permitirían sentar las bases para la conformación del Mercado Común.

Un mercado común se traduce en la necesidad de acordar entre los países miembros la libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas, por lo cual los compromisos van más allá de los relativos a comercio de bienes y servicios para dar paso a las posibilidades de que los capitales y las personas dispongan de un mercado ampliado para posicionarse. Ello a su vez requiere la adecuación de la normativa andina a la nueva concepción de mercado interno ampliado que el Mercado Común implica, dado que todos los aspectos relacionados con el comercio de bienes, servicios, condiciones de trabajo, de inversión y de localización son concebidos de la misma forma que en un mercado nacional, con la incorporación de reglas de juego comunitarias.

El tratamiento que reciben los bienes, servicios, capitales y personas que provienen de países no miembros debe ser definido de manera comunitaria. Se trata así de desdibujar las fronteras internas para construir una frontera única frente a terceros, por lo cual la consolidación de las políticas y normas comunitarias cobra una importancia fundamental en la consolidación del mercado común.

El establecimiento del Mercado Común Andino parte de una situación en la cual no se ha logrado aún el perfeccionamiento de la Zona de Libre Comercio y la Unión Aduanera Andina. Si bien estos dos estadios de integración han sido prácticamente alcanzados, los problemas que quedan por resolver pueden trabajarse de manera paralela con la conformación del Mercado Común. Incluso, el avance hacia el mercado común permitirá incorporar nuevos actores al proceso de integración que darán a la Comunidad Andina la fortaleza necesaria para actuar en pro del desarrollo económico y social de los países miembros. El sentido de identidad andina que se puede crear con la incorporación de las personas y los capitales de manera plena al proceso de integración, permitirá que los agentes privados y particularmente la sociedad civil se conviertan en los principales beneficiarios y promotores del proceso de integración andino.

Esta realidad para acometer el estadio de integración de Mercado Común, aunado al ambiente político y económico adverso que viven los países miembros, son los elementos de base que orientan la ejecución del presente estudio. Tomando en cuenta el estado de situación, se trata de identificar a muy corto plazo, aquellas acciones que los países andinos pueden acometer para obtener resultados plausibles y que abran el camino para avanzar en la conformación del Mercado Común, perfeccionando a la vez los estadios anteriores de integración.

Con este objetivo se desarrolló una metodología de análisis en la que se identificaron los avances y problemas que los distintos temas vinculados con la conformación del Mercado Común poseen y a partir de allí se identificaron las acciones necesarias para su desarrollo. De ello se obtuvo un listado de actividades y se definieron criterios de evaluación que permitieran establecer prioridades y niveles de responsabilidad.

El análisis de la situación actual se realizó a partir de los temas vinculados a las cuatro libertades propias del Mercado Común, a saber, libre circulación de bienes, servicios, capitales y personas, así como aquellos relacionados con la consolidación de la integración como son, convergencia macroeconómica, reorganización institucional, normativa común y agenda social. En cada uno de estos temas se identificaron los avances, problemas y posibles acciones a seguir.

A partir de allí se establecieron cuáles eran las oportunidades, fortalezas, debilidades y amenazas que la conformación del Mercado Común presenta. Ese análisis arrojó los siguientes resultados:

OPORTUNIDADES

· Tendencia a la conformación de bloques de integración a nivel global.

· Experiencia exitosa de la UE.

· Negociaciones en ALCA y OMC resaltan la necesidad de coordinar esfuerzos regionales.

· Depresión de los mercados nacionales obliga a la búsqueda de mercados más amplios.

· Beneficios económicos y sociales de los procesos de integración.

AMENAZAS

· Crisis económicas y sociales en los países andinos.

· Ambiente político inestable.

· Prioridades distintas al interior de la Comunidad Andina.

· Interés nacional priva sobre el interés comunitario.

· Reducido avance en implementación de Ronda Uruguay genera resistencia a mayor apertura.

FORTALEZAS:

· La conformación del Mercado Común Andino es una directríz de los Presidentes.

· El nivel de interacción comercial de los países es elevado.

· Existe una elevada capacidad técnica en las instituciones andinas.

· La constitución del Mercado Común genera importantes beneficios económicos y sociales para los países miembros y la región.

· La CAN posee una experiencia importante en los procesos de integración, se trata del segundo grupo de integración más avanzado después de la Unión Europea.

DEBILIDADES

· Falta de recursos financieros y técnicos en las instituciones andinas.

· Bajo nivel de avance en libertades distintas a comercio.

· Proceso de decisión centrado en ministros de comercio y cancilleres.

· Debilidad institucional del Sistema Andino de Integración. Bajo nivel de interacción entre distintos organismos andinos.

· Carencia de un mecanismo de desestímulo a los incumplimientos.

· Debilidad institucional en los países miembros.

· Falta de recursos en los países para participar en negociaciones y fortalecer grupos negociadores.

· Baja identificación de la sociedad civil en el proceso de integración andino.

El análisis anterior, permitió conocer cuál es el entorno en el cual los países andinos se encuentran para avanzar hacia la conformación del Mercado Común y cuáles son sus fortalezas y particularmente las debilidades. A fin de potenciar las fortalezas y superar las debilidades, se obtuvo un listado de acciones que buscan aprovechar las oportunidades evitando las amenazas. Estas actividades son las que se enumeran a continuación:

1) Avanzar en la liberación de personas, servicios y capitales priorizando sobre el comercio de bienes.

2) Fortalecer la vocería única y concentrar los esfuerzos de negociación de los países andinos con terceros.

3) Sectorializar las comisiones y otorgarles poder decisorio a fin de adecuarse al enfoque multidisciplinario que conlleva un mercado común.

4) Reorganizar las instituciones andinas y reactivar la reunión de Representantes del Sistema Andino de Integración con el fin de identificar la contribución de cada uno de los organismos que lo componen en la conformación del Mercado Común.

5) Crear Oficinas Nacionales Andinas en cada uno de los países miembros.

6) Establecer mecanismos que desestimulen el incumplimento de la normativa andina.

7) Crear una Red de Organizaciones No Gubernamentales y Asociaciones Civiles para democratizar las decisiones e incrementar la participación e identificación de la sociedad con el proceso de integración andino.

8) Crear el Fondo Andino de Integración como el mecanismo mediante el cual se rediseñe el sistema de aporte de los países y de administración de los fondos del Sistema.

Todas estas acciones, fueron desglosadas y evaluadas a fin de identificar el nivel de prioridades que cada una de ellas posee. Para ello, y tomando en cuenta la necesidad de adelantar acciones que presentaran un alto nivel de impacto, avance y además de viabilidad política, técnica y económica. se definieron cinco criterios de evaluación mediante los cuales se valoraron las acciones para identificar su nivel de prioridad.

Los criterios utilizados fueron los siguientes:

IMPACTO

NIVEL PUNTUACION
INMEDIATO 5
DE 1 A 2 AÑOS 4
DE 3 A 5 AÑOS 3
MAS DE 5 AÑOS 2

RECURSOS FINANCIEROS

NIVEL PUNTUACION
NO REQUIERE 5
REQUIERE SOLO PAGO HONORARIOS 4
REQUIERE IMPLANTACION PROGRAMA 3
REQUIERE CONSTRUCCION INFRAESTRUCTURA 2

GRADO DE AVANCE

NIVEL PUNTUACION
DECISIÓN POR APLICAR 5
PROPUESTA DE LA SECRETARIA / PROYECTO DE DECISIÓN 4
PROYECTO DE PROPUESTA DE LA SECRETARIA 3
DOCUMENTO DE TRABAJO O GRUPO DE TRABAJO 2

TIPO DE PROBLEMAS

NIVEL PUNTUACION
DEFINICIONES TECNICAS 5
NEGOCIACION ECONOMICA 4
PENDIENTE DE DECISION 3
NEGOCIACION POLITICA 2

NIVEL DE DECISION

NIVEL PUNTUACION
SECRETARIA GENERAL 5
COMISION O CONSEJO DE CANCILLERES 4
COMISION AMPLIADA 3
PRESIDENTES 2

El análisis realizado identificó a las tareas vinculadas con la circulación de personas como las de más alta prioridad, seguidas de las de circulación de servicios, consolidación de la integración, circulación de capitales y circulación de bienes. Dentro de este orden, se identificaron dos tipos de acciones, las de corto plazo y las de mediano y largo plazo. Las acciones de corto plazo son aquellas que por su impacto inmediato, permiten poner en marcha el proceso de conformación del Mercado Común mostrando resultados importantes, mientras que las de mediano y largo plazo, son aquellas que una vez iniciado el proceso de conformación del Mercado Común, contribuirán a su consolidación.

Las acciones de corto plazo a su vez se clasificaron en cuatro grupos, en función del nivel de responsabilidad que su decisión impone y el grado de avance que presentan. De esta manera se identificaron:

· Acciones que requieren de una definición política y por lo tanto ameritan ser elevadas a la consideración de los presidentes.

· Acciones que requieren de una directriz a los ministros.

· Acciones que necesitan una profundización en su concepción técnica.

· Acciones que pueden ser adelantadas de inmediato porque el grado de avance que tienen es importante y ya poseen una directriz política.

Acciones que requieren una definición política:

1. Promover una mayor identificación de la sociedad andina con el proceso de integración, mediante el otorgamiento de facilidades de trabajo y localización al interior de la región, lo cual se traduce en la adopción de un esquema de libre circulación de las personas entre los países miembros sin restricciones de localización y con mayores oportunidades de empleo. En la práctica se trata de:

a. Eliminar las restricciones de visado laboral.

b. Reconocimiento de títulos profesionales y de habilitación para ejercer la profesión y prestar servicios en cualquiera de los países miembros.

c. Adelantar los programas de integración y desarrollo fronterizo que permitan fortalecer y desarrollar las fronteras andinas.

2. Fortalecer el Sistema Andino de Integración mediante una participación efectiva de las instituciones que lo componen. Ello requiere ampliar las responsabilidades de las entidades legislativas y judiciales, construir los vínculos necesarios para una interacción más efectiva entre ellas y dotarlas de los recursos que permitan una actuación eficiente. Para lograrlo es necesario:

a. Crear el Fondo Andino de Integración como mecanismo para mejorar la dotación de recursos para el Sistema Andino de Integración.

b. Poner en práctica el Sistema Andino de Integración para coordinar sus acciones ante la conformación del Mercado Común.

c. Sectorializar las comisiones para una toma de decisión ajustada a los compromisos más amplios que conlleva el Mercado Común.

d. Otorgar mayores responsabilidades al Parlamento Andino para hacer más efectiva su participación en el proceso de integración, como son la aprobación del presupuesto de las instituciones del Sistema y la facultad de presentar observaciones y propuestas de decisión.

e. Crear Oficinas Nacionales de la Comunidad Andina en cada uno de los países miembros a fin de fortalecer la institucionalidad nacional en materia de integración.

3. Fortalecer la posición de los países andinos en sus negociaciones externas mediante la consolidación de la Comunidad Andina como esquema de integración ante la Comunidad Internacional y la definición de parámetros comunes de negociación frente a terceros que permitan preservar los intereses y logros del proceso de integración andino.

Acciones que requieren directrices a los ministros:

· Liberación del cabotaje de bienes y personas

· Liberalización y armonización de servicios financieros

· Definición de normas comunitarias para los mercados de capitales

· Identificación de mecanismos que permitan desestimular el incumplimiento de la normativa andina por parte de los países miembros.

· Inscripción de la Comunidad Andina como Unión Aduanera ante la Organización Mundial del Comercio.

Acciones que requieren de avances técnicos:

Son aquellas que necesitan que se adelanten estudios o discusiones a nivel de expertos nacionales y de la Secretaría General para que puedan ser incorporadas de manera paulatina a las actividades inherentes al proceso de conformación del Mercado Común:

· Definición de los asuntos aduaneros vinculados con el estadio de Mercado Común.

· Creación del Observatorio Laboral Andino y de un sistema de información sobre el mercado laboral andino

· Creación de la Red de Organizaciones No Gubernamentales y asociaciones civiles para facilitar su participación en el proceso.

· Definición de la norma comunitaria en materia de competencia

· Definición de la norma comunitaria en materia de compras del Estado.

· Definición de una política común en regulación de servicios

· Definición de una política común de inversiones

Acciones que pueden ser adelantadas de inmediato:

Constituyen el grupo más grande de acciones propuestas y está formado por aquellas que, dado su alto impacto y su importante grado de avance, tienen además algún tipo de mandato o directriz política que ampara su desarrollo:

· Eliminación de Regímenes Aduaneros Especiales para el comercio intracomunitario.

· Reconocimiento mutuo de permisos sanitarios y certificados de Buenas Prácticas de Manufactura, particularmente en el sector de medicamentos.

· Definición de normas comunitarias de etiquetado.

· Reglamentación de los mecanismos de salvaguardia comercial y agrícola.

· Reducción del número de ítems arancelarios que componen el Sistema Andino de Franja de Precios.

· Armonización de los reglamentos técnicos en materia de alimentos.

· Aprobación del programa legislativo del Proyecto Granadua.

· Adecuación de las normas antidumping y sobre subsidios para las importaciones provenientes de terceros países.

· Armonización de requisitos técnicos en materia de servicios.

· Armonización de los tributos indirectos.

· Instrumentación del Pasaporte Andino.

· Ratificación del Convenio Simón Rodríguez .

· Aprobación de un arancel base para las negociaciones comerciales con países no miembros.

· Instrumentación de un programa de convergencia macroeconómica con orientaciones de política y metas a mediano y largo plazo y el establecimiento de mecanismos de alerta macroeconómica.

Acciones a Mediano y Largo Plazo:

Por último, existe un conjunto de acciones, que una vez iniciado el proceso de conformación del Mercado Común será necesario adelantar su estudio y concepción, con el fin contar con los instrumentos necesarios para la consecución de la meta del Mercado Común:

· Conformación de un registro andino de marcas y patentes.

· Definición de la modalidad de recaudación única de tributos.

· Eliminación de los mecanismos de salvaguardia y sobre subsidios para el comercio al interior del Mercado Común.

· Concepción de un Sistema Andino de Seguridad Social.

· Creación de una Bolsa Andina de Valores.

· Definición e instrumentación de una política social andina.

Conclusión

El Mercado Común se constituye en el instrumento idóneo para alcanzar el desarrollo económico y social de los países miembros. Su consecución no sólo consolida la posición andina en su relacionamiento externo, garantizando parámetros comunes de negociación en el que prevalecen los intereses económicos subregionales, sino que además fortalece la identidad andina mediante la incorporación activa de las personas al proceso de integración.

En este sentido, se torna imperante para los países miembros cumplir con el mandato de conformación del Mercado Común para el 2005, concentrando los esfuerzos en las acciones prioritarias identificadas en el presente estudio. Su ejecución permitirá alcanzar resultados de gran impacto para los objetivos propios del proceso de integración como son el de satisfacer la necesidad de una mejora en la calidad de vida de las sociedades andinas y fortalecer cada vez más los nexos integracionistas.