Seguridad
Seguridad

El tema de la Seguridad y el Fomento de la Confianza, se sustenta en el "Compromiso de Lima: Carta Andina para la Paz y la Seguridad, Limitación y Control de los gastos destinados a la Defensa Externa", emanado de la reunión del Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores con los Ministros de Defensa de la Comunidad Andina, realizada en Lima (junio 2002). 

Los acuerdos alcanzados en dicha oportunidad, están dirigidos a definir una Política de Seguridad Externa Común Andina; caracterizar una Zona de Paz en la Comunidad Andina; limitar el gasto militar a fin de orientar estos recursos a la inversión social; y profundizar la cooperación para la lucha contra el terrorismo y el tráfico ilícito de armas, entre otros. 

El Grupo de Alto Nivel en materia de Seguridad y Fomento de la Confianza

La I Reunión del Grupo de Alto Nivel encargado de evaluar, semestralmente, los avances en la implementación del Compromiso de Lima, se realizó el día 28 de febrero de 2003 en Bogotá. En dicha ocasión se sentaron las bases para desarrollar el diálogo y la cooperación entre los Ministerios de Relaciones Exteriores y de Defensa de los países andinos.

Asimismo, se concertó la visión andina de seguridad: “la situación en la que el Estado y la sociedad se encuentran protegidos frente a amenazas o riesgos susceptibles de afectar el desarrollo integral y el bienestar de sus ciudadanos, así como el libre ejercicio de sus derechos y libertades en un contexto de plena vigencia democrática.”

Desde esta perspectiva, la seguridad tiene un “carácter multidimensional y comprehensivo” e incorpora “asuntos de índole política, económica, social y cultural, reflejados en las políticas en ámbitos tan diversos como los del fortalecimiento de la institucionalidad democrática y el Estado de Derecho, la defensa, la salud, el ambiente, la economía, el desarrollo económico y la prevención de desastres naturales, entre otros.”

Plan Andino para la Prevención, Combate y Erradicación del Tráfico Ilícito de Armas Pequeñas y Ligeras en todos sus aspectos

En cumplimiento del Punto VIII del Compromiso de Lima, los Países Miembros se reunieron en Pretoria, Sudáfrica, los días 9 al 11 de abril de 2003, gracias al apoyo técnico y financiero de la organización no gubernamental SaferAfrica, con el propósito de elaborar un plan de cooperación contra el tráfico ilícito de armas. Este fue adoptado como Decisión 552: “Plan Andino para la Prevención, Combate y Erradicación del Tráfico Ilícito de Armas Pequeñas y Ligeras en todos sus aspectos”, por el Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores, en Quirama, Colombia, el 25 de junio de 2003.

La Decisión 552 sustenta una estrategia integral contra el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras, teniendo en cuenta sus vínculos con el terrorismo, la corrupción y el problema mundial de las drogas. Para ello, busca fortalecer la capacidad de los Países Miembros para controlar la fabricación, comercio, transporte, tenencia, ocultamiento, usurpación, porte y uso de dichas armas, así como su identificación, confiscación y eventual destrucción. 

El Plan contiene mecanismos y líneas de acción concretas en los ámbitos nacional, subregional e internacional. Se establece un Comité Operativo, conformado por las autoridades nacionales competentes, encargado de coordinar el desarrollo de una Agenda Coordinada de Acción en las áreas de cooperación y coordinación; medidas legislativas, operativas y de fortalecimiento institucional; control, confiscación, sanción, recolección y destrucción; intercambio de información; y, generación de conciencia ciudadana. El Plan Operativo contempla las actividades y los plazos necesarios para implementar la mencionada Agenda Coordinada. 

Cabe señalar que la Decisión 552 constituye el primer instrumento vinculante a nivel subregional derivado del Programa de Acción de las Naciones Unidas para la Prevención, Combate y Erradicación del Tráfico Ilícito de Armas Pequeñas y Ligeras en todos sus aspectos. Fue presentada oficialmente a la comunidad internacional en la I Reunión Bienal de Estados sobre la Implementación de dicho Programa de Acción, celebrada del 7 al 11 de julio de 2003 en Nueva York.

Los Lineamientos de la Política de Seguridad Externa Común Andina

La XIV Reunión del Consejo Presidencial Andino dio un nuevo impulso a los trabajos en el ámbito de la seguridad al instruir al Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores que presente una propuesta de lineamientos de Política de Seguridad Común Andina que desarrolle los parámetros del Compromiso de Lima y contemple, entre otros, planes de acción concretos en materia de lucha contra el terrorismo y la corrupción. 

Para ello, la Secretaría General realizó, a través del Proyecto “Iniciativa de Estabilización Regional Andina”, financiado por la Comisión Europea, los seminarios/talleres previstos en el Compromiso de Lima en materia de seguridad hemisférica, lucha contra el terrorismo, medidas de fomento de la confianza y gasto militar. Adicionalmente se celebraron dos reuniones de reflexión sobre la Zona de Paz Andina. En todos los mencionados encuentros participaron delegados de los gobiernos y representantes de amplios sectores de la sociedad civil de los países andinos, que desde sus distintas perspectivas contribuyeron a enriquecer y profundizar la visión andina de la seguridad.

Como resultado de este proceso de consultas y del acuerdo logrado en la II Reunión del Grupo de Alto Nivel en materia de Seguridad y Fomento de la Confianza, el Consejo Andino de Ministros de Relaciones Exteriores adoptó, en julio de 2004, la Decisión 587: “Lineamientos de la Política de Seguridad Externa Común Andina”, que establece los objetivos, principios, fundamentos, criterios, mecanismos institucionales, instrumentos operativos, modalidades de acción y agenda, que habrán de guiar su desarrollo. 

La Política de Seguridad Externa Común Andina, de conformidad con los principios generales que sustentan el Acuerdo de Cartagena y el derecho internacional, constituye fundamentalmente una opción de paz. Su propósito es prevenir y combatir de manera cooperativa y coordinada las amenazas a la seguridad, cualesquiera sea su naturaleza, dentro de una concepción democrática y no ofensiva de la seguridad externa y promoviendo las condiciones necesarias para que la población pueda gozar libremente y en igualdad de oportunidades, de un ambiente propicio para su realización material y espiritual. 

Presenta además un carácter multidimensional, dado que abarca las amenazas inherentes tanto al ámbito de la defensa como al de la institucionalidad democrática y de la seguridad ciudadana -incluidas sus interrelaciones-, por lo que plantea el desarrollo gradual y flexible de una agenda temática comprehensiva. 

Para ello, consolida y profundiza los mecanismos institucionales establecidos en el Compromiso de Lima, particularmente el diálogo entre los sectores de relaciones exteriores y defensa, que se desarrollará en el marco del Comité Ejecutivo de la Política de Seguridad Externa Común Andina, el cual reemplaza al Grupo de Alto Nivel. Asimismo incorpora al proceso de concertación a otros actores públicos competentes en materia de seguridad, y a la sociedad civil, la cual participará a través de la Red Andina de Seguridad. 

La Zona de Paz Andina

Por su parte, el XV Consejo Presidencial Andino adoptó la “Declaración de San Francisco de Quito sobre Establecimiento y Desarrollo de la Zona de Paz Andina”, que define, en congruencia con la concepción democrática, cooperativa y no ofensiva de la seguridad andina, el espacio geográfico, los fundamentos, los criterios y los objetivos de la Zona de Paz Andina; establece también las directrices destinadas a promover su consolidación y su proyección hacia el escenario internacional, con el fin de contribuir, entre otros, al desarrollo de la Zona de Paz Sudamericana, al fortalecimiento de la paz internacional y a la conformación de un orden internacional más justo y equitativo. 

En ese contexto, señala que uno de sus principales objetivos es el de contribuir al desarrollo y consolidación de los valores, principios y prácticas democráticas y, dentro de ellos, al de los sistemas políticos e institucionales de los Países Miembros. De hecho, la Zona de Paz Andina está primordialmente orientada a desarrollar las condiciones que permitan que los conflictos, cualesquiera sea su naturaleza, así como sus causas se resuelvan de manera pacífica y concertada. 

Adicionalmente, busca asegurar la efectiva proscripción de las armas de destrucción masiva -nucleares, químicas, biológicas y toxínicas-, y su tránsito por la subregión, así como la erradicación definitiva de las minas antipersonal, de conformidad con los instrumentos internacionales vigentes. 

En sus directrices, los Jefes de Estado señalan la necesidad de que los Países Miembros definan un marco general de principios y opciones para que las partes en una controversia que no sea competencia de los órganos jurisdiccionales del Sistema Andino de Integración, encuentren solución a la misma. Asimismo deciden impulsar el diseño y puesta en marcha de un Programa Andino de Medidas de Fomento de la Confianza y de la Seguridad, incluido el desarrollo de una metodología estandarizada para la formulación de Libros Blancos en materia de defensa; la implementación de la Política Comunitaria de Integración y Desarrollo Fronterizo; y la enseñanza de una Cultura de Paz e Integración. 

Todo ello deberá a su vez coadyuvar a la cabal instrumentación de los Lineamientos de la Política de Seguridad Externa Común Andina y a su convergencia con otras políticas y emprendimientos comunitarios en los ámbitos del Desarrollo Social, de la Gestión Ambiental y de la Biodiversidad, así como de los derechos humanos.  

Es importante destacar que la Asamblea General de las Naciones Unidas, mediante Resolución 59/54 del 2 de diciembre de 2004, acogió con satisfacción la Declaración de San Francisco de Quito sobre Establecimiento y Desarrollo de la Zona de Paz Andina y exhortó a todos los Estados a apoyar a los Países Miembros de la Comunidad Andina en la promoción de sus principios y objetivos.

Actividades en marcha

  • Adoptar medidas relativas a la cooperación policial
  • Adoptar medidas de cooperación judicial en asuntos penales y civiles.
  • Generar  sistemas de información sobre antecedentes penales, medidas de aseguramiento, registro de armas pequeñas y ligeras.

Prioridades de agenda en el corto plazo

  • Lucha contra el Terrorismo
  • Conformación de la Red Andina de Seguridad
  • Medidas de Fomento de la Confianza y de la Seguridad
  • Lavado de activos

Normas comunitarias

  • Decisión 505: Plan Andino de Cooperación para la Lucha contra las Drogas Ilícitas y Delitos Conexos
  • Decisión 552: Plan Andino para la Prevención, Combate y Erradicación del Tráfico Ilícito de Armas Pequeñas y Ligeras en todos sus aspectos
  • Decisión 587: Lineamientos de la Política de Seguridad Externa Común Andina
  • Decisión 588: Sustitución de la Decisión 460 sobre la protección y recuperación de bienes del patrimonio cultural de los Países Miembros de la Comunidad Andina

Publicaciones

Apostando por la paz y seguridad en la Comunidad Andina
Revista de la Integración N° 3. 
Apostando por la paz y seguridad en la Comunidad Andina
Paz y Seguridad en la Región Andina



Av. Paseo de la República 3895, San Isidro, Lima 27 - PERÚ
Teléfonos: (511)710 64 00 / Fax: (511)221 33 29
Correspondencia y comunicaciones a: correspondencia@comunidadandina.org
Realizado por la Secretaría General de la Comunidad Andina © Copyright 2010
Descargo de Responsabilidades
La Comunidad Andina en